Una dosis de autoconfianza

2
9684

Cuando te sientas desfallecer, sigue estos puntos mentalmente y relájate para tu autoconfianza. Si no consigues tranquilizarte, al menos lograrás evitar parecer insegura. Para seducir es primordial estar segura de ti misma y parecerlo.

– Sonríe. La sonrisa te hace aparentar seguridad y, además, crea buen ambiente.

– Mantente erguida, no te desplomes como un saco. Si te tienes que sentar hazlo lentamente.

– No dejes que los demás estén de pie, mientras tú estás sentada. Que estén por encima de tu cabeza es una posición de poder para ellos y puede ponerte más nerviosa. Al contrario, intenta ser tú la que se ponga de pie cuando tienes que decir algo difícil o tienes que hacer una llamada de teléfono complicada.

– No te sitúes nunca de espaldas a la puerta.

– Ralentiza tus movimientos. Cuando estamos nerviosos, tendemos a hablar más deprisa y a movernos atropelladamente. Evítalo.

– Respira hondo antes de hablar. Pero procura que no te vean suspirando.

También te interesa:  FRASES DE BUCAY PARA REFLEXIONAR

– Respira con normalidad. No contengas la respiración porque tu voz saldrá quebrada.

– Habla despacio y en voz alta. No dejes que salgan los tonos más agudos de tu voz porque parecerás una ratilla asustada.

– Repítete a ti misma: puedo hacerlo. Siente tu fuerza. Ten presentes tus cualidades y no dejes que tus defectos o, sobre todo, tus inseguridades ganen la batalla.

– Tómate tu tiempo para decidir. Nunca des una respuesta inmediata a una propuesta, sea del tipo que sea, pide un día y piénsalo bien. Si accedes inmediatamente puede que superficialmente des la impresión de seguridad, pero de la otra forma, podrás meditar tus decisiones y, a la larga, darás una mayor impresión de seguridad.

La mayoría de las veces que digo a alguien: “mañana te contestaré” con una gran sonrisa, veo como su cara se descompone. Y, además de sentir un gran placer, también sé que estoy a punto de conseguir lo que quiero en los términos que quiero.

También te interesa:  TE QUIERO TRANQUILA: YO NO TE QUIERO A DIETA

– Si no te encuentras a gusto, puedes usar un pequeño truco: pensar que eres un personaje repleto de seguridad en sí mismo de una obra de teatro y actuar ante tu público como tal.

– Si fallas, reconoce que te has equivocado con sinceridad y no hagas un drama de ello.

– Si te caes, vuélvete a levantar e inténtalo de nuevo.

SE MALA
Extracto del libro de alicia misrahi

Nuestros artículos tratan de aconsejarte y darte a conocer otras vías de salud, pero si aun así te sientes perdido, te aconsejamos que vayas a un medico especializado en tu tema.

 

Un momento!! Todavía no salgas!!!

 

Loading...
Estamos convencidos de que el contenido relacionado que te mostramos a continuación también te va a interesar. Es que esta hecho por nuestro equipo de editores y pensado para completar la información que acabas de leer. Por eso, te recomendamos que lo visites y que disfrutes mucho de su lectura.
También te interesa:  Nutrir la creatividad

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here